Reflexiones de Amor

Muchas veces guardamos celosamente en nuestras historias de amor información personal. Desarrollamos una actitud hermética en pareja, como mecanismo de protección preventivo ante un posible desengaño amoroso

Por vergüenza o símplemente por miedo a quedarnos desprotegidos ante una posible pérdida de la relación, escondemos parte de nuestra intimidad creyendo que nos hace vulnerables al daño en caso de abandono amoroso

Sin embargo, sin darnos cuenta, esta actitud provoca una dinámica de relación ortopédica, de efecto ahuyentador, para quien tenemos a nuestro lado. La probabilidad de ser abandonados aumenta, sin ser conscientes además, de que del dolor del desamor se crece siempre; pero las deudas con la vida, con quien nos ha amado y con nosotros mismos se pueden asumir, pero nunca se saldan.

Consejo de Amor

Los límites de tu intimidad afectiva marcan la profundidad desde donde creces en pareja y en solitario. Procura que esos límites al menos sean permeables para quien te ama, de no ser que quieras quedarte con un amor superficial de corto alcance. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *