En ocasiones la vida pone en encrucijadas, en las que existe poco margen de maniobra para solucionar dificultades con los mecanismos de afrontamiento de problemas utilizados habitualmente.

Nuestro marco de razonamiento de una situación parece estar viciado por la perspectiva convencional de valorar y resolver las complicaciones. Pensamos y actuamos de forma coherente al sistema de conocimiento que ya conocemos.

Hacer las cosas de verdad implica ser capaces de salir de ese sistema, para solucionar las dificultades extraordinarias, desde premisas de valoración del conocimiento creativo. En la expresión popular del refranero español se expresa así: a grandes males, grandes remedios

Tener claro que existen otros caminos de solución nunca explorados ayuda a valorar desde otra perspectiva, con la que encontrar la solución alternativa. La satisfacción de descubrir nuestro genio creativo transforma los problemas en retos vida.

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *