Cuando ya ha nacido tu hijo empieza una etapa llamada puerperio o cuarentena. Suele durar unos 40 días y es un tiempo de recuperación que debes respetar. Si te has preparado para el parto, después de éste, sólo sufrirás los cambios físicos naturales de tu cuerpo, además de los cambios provocados por la nueva condición de ser madre. Los horarios, a partir de ahora molularán tu recuperación, según las necesidades de tu recién nacido. Pero aún así puedes cuidarte.

Para muchas mujeres, volver a estar guapa y conseguir una bonita figura se ha convertido en un requisito que no sólo es importante para lucir bien, sino también para estar a gusto consigo misma. Para ello se hace necesario:

1-Descansar:

Tanto si tu bebé ha nacido de forma natural como mediante un parto más complicado, lo que ahora necesita tu cuerpo es descansar. Algunas mujeres después de pasar por el parto se sienten muy nerviosas y no pueden conciliar el sueño. Si te está pasando ésto, no te preocupes porque probablemente se te pasará en unos pocos días, sobretodo cuando te des cuenta de que tu bebé está bien. Es entonces cuando podrás relajarte  y descansar.

Creo que es muy importante no querer volver a la vida cotidiana muy rápidamente, por lo que debes tomarte un tiempo. Ahora tus niveles de energía están bajos y tienes que recuperarte del esfuerzo realizado durante el parto. Trata de hacerlo poco a poco, paulatinamente y descansando adecuadamente. Si necesitas ayuda, no dudes en pedirla. No te obsesiones en querer hacerlo todo ya que todo tiene su momento.

Yo siempre aconsejo, por ejemplo, que si después de la primera toma te sientes muy cansada y baja de energía, vuelve a la cama una vez que el bebé haya expulsado el aire y le hayas cambiado el pañal.

Además, seguramente que mientras das el pecho te sientas como adormilada, si ésto te ocurre, puedes alimentarlo contigo en la cama poniendo tus piernas un poco en alto y asegurándote de que el bebé tiene las vías respiratorias perfectamente libres.

2- Nutrición:

 Es muy importante que estés muy bien alimentada tras el parto para una buena producción de leche. A veces algunas mujeres no sienten mucha hambre los primeros días, pero ésto se solucionará gradualmente y el apetito volverá a aparecer.

Te va a apetecer comer dulces sobre todo si estás dando el pecho, pero es muy importante no abusar de ellos. Para ayudar a tu producción de leche debes comer un extra de 500-600 calorías por día.

Tener un buen balance nutricional y beber entre 8 y 10 vasos de agua, zumos  naturales o bebidas calientes  es necesario para contribuir a una perfecta hidratación, rechazando bebidas con cafeína, azúcares artificiales y gaseosas.  La hidratación es el factor imprescindible para garantizar una óptima producción de leche.

Recomiendo tomar 4 ó 5 raciones de calcio al día y alimentos ricos en Omega-3 como sardinas, salmón, huevo, nueces y  proteínas de origen animal o vegetal.

Si mientras estas alimentando a tu hijo te entra sensación de hambre, prepárate a tu lado un rico y nutriente snack y un vaso de agua, leche o zumo.

3- Ejercicio físico:

Cuando ya te sientas recuperada y con fuerzas es cuando puedes empezar a realizar un poco de ejercicio. No debes hacer grandes esfuerzos sino ir poco a poco y nunca sin haber pasado antes por una revisión médica. Es recomendable salir a caminar un poco cada día, pero si aún no te sientes con fuerzas para salir a la calle, basta con que salgas a respirar un poco de aire fresco.

Los ejercicios que involucran musculatura pélvica son muy buenos y los puedes hacer de muy diversas formas. Si has pasado por una cesárea no te preocupes, ya sabes que la recuperación del área abdominal será algo más lenta.

Recurre siempre a la ayuda de un profesional del ejercicio físico que tenga conocimientos en la recuperación postparto, para asegurarte que lo que haces te beneficia y no te perjudica.

No olvides aplicarte diariamente una buena crema hidratante y nutritiva en el cuerpo.

Si me necesitas estoy a tu lado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *